IMG_3129_Original.JPG
IMG_5157.jpg

En términos generales, los niños con síndrome de Down se desarrollan más lentamente que sus compañeros, llegando a cada etapa de desarrollo a una edad posterior y permaneciendo allí por más tiempo. En consecuencia, la brecha entre los niños con síndrome de Down y sus compañeros se ampliará con la edad.

 

El grado de retraso varía según las áreas de desarrollo: motor, social, comunicación, cognición y autoayuda. Esto se describe como un perfil de aprendizaje específico asociado con la condición, o un patrón de fortalezas y debilidades. Sin embargo, los niños con síndrome de Down también variarán tanto en su desarrollo y progreso como los niños en desarrollo y cada uno tendrá sus propios talentos y aptitudes individuales.

Es importante que este perfil de aprendizaje específico se reconozca para que se usen las estrategias más apropiadas para que los niños con síndrome de Down puedan desarrollar su conocimiento, aprender nuevas habilidades y ser incluidos en la escuela de la manera más efectiva posible.

 

Este perfil incorpora las siguientes fortalezas y debilidades: -

 

Fortalezas:

 

  • Fuerte conciencia visual y habilidades de aprendizaje visual.


  • Capacidad para aprender y usar signos, gestos y soporte visual.


  • Capacidad para aprender y usar la palabra escrita.


  • Capacidad para aprender de materiales pictóricos, concretos y prácticos.


  • Deseoso de comunicarse y socializar con los demás.


  • Tendencia a modelar comportamientos y actitudes de pares y adultos.

  • Estructura y rutina

Factores que inhiben el aprendizaje:
 


  • Discapacidad auditiva y visual.


  • Habilidades motoras retrasadas: finas y gruesas.


  • Discapacidad del habla y lenguaje.


  • Debilidades a corto plazo y de la memoria de trabajo.


  • Menor capacidad de concentración.


  • Dificultades con la consolidación y retención.


  • Dificultades con la generalización, el pensamiento y el razonamiento.


  • Dificultades de secuencia.

  • Estrategias de evasión